Logo Ilcereales

Evaluación de la vulnerabilidad de los sistemas tradicionales de semillas de maíz en México al cambio climático.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

AUTORES: Mauricio R. Bellona, David Hodson y Jon Hellin.

Se prevé que el cambio climático tendrá impactos importantes en los pequeños agricultores del mundo en desarrollo, pero estos impactos probablemente sean complejos, específicos a nivel local y difíciles de predecir. Se considera que México y Centroamérica son una región con un riesgo significativo por el cambio climático.

El maíz es el cultivo más importante que se cultiva en México y es fundamental para la dieta de los consumidores tanto urbanos como rurales, en particular los más desfavorecidos. Ocupa la mayor superficie plantada del país dedicada a cualquier cultivo e implica el cultivo de un gran número de pequeños agricultores. La gran mayoría de estos agricultores operan en condiciones de secano; por lo tanto, el clima es uno de los factores de riesgo más importantes en sus sistemas agrícolas, y los cambios en el clima pueden exacerbar esos riesgos sustancialmente.

La mayoría de los pequeños agricultores en México reciclan la semilla, ya sea guardando su semilla de la cosecha anterior u obteniéndola de otros agricultores. El abastecimiento de semillas está integrado en sistemas tradicionales bien estructurados con reglas y expectativas basadas en las redes sociales familiares y locales y reguladas por ideas de equidad y respeto por la semilla. Además, el país es el centro de domesticación y diversidad del maíz, y muchos de estos pequeños agricultores aún mantienen y gestionan esta diversidad en las fincas. Por lo tanto, los sistemas tradicionales de semillas de maíz son importantes no solo para el sustento de los agricultores sino también para el mantenimiento y la evolución de las variedades locales de maíz mexicanas, uno de los últimos reservorios de recursos genéticos del maíz.

Dada la importancia de las variedades locales de maíz y los sistemas de semillas que las sustentan para los medios de vida de los agricultores y los recursos genéticos del maíz, es fundamental explorar los posibles impactos del cambio climático en los sistemas de semillas tradicionales. Se examina aquí la hipótesis de que, frente al cambio climático, los sistemas tradicionales de semillas de maíz pueden ser incapaces de proporcionar a los pequeños agricultores el material genético apropiado porque las variedades locales y los sistemas de semillas que las mantienen son demasiado locales en relación con el alcance espacial de los cambios ambientales previstos, causados por el cambio climático.

Si los entornos predichos son similares a los actuales, el alcance de los sistemas de semillas actuales es adecuado, porque los agricultores podrían confiar en el rango geográfico tradicional y las relaciones sociales integradas en sus sistemas de semillas. Sin embargo, si el cambio climático conduce a condiciones muy diferentes de las existentes, es probable que los agricultores necesiten acceder a semillas de fuera de sus rangos geográficos tradicionales. La semilla deberá obtenerse de áreas que se asemejen a los entornos novedosos a los que se enfrentarán los agricultores.

Las semillas mejoradas con características adaptadas al clima también podrían obtenerse del sistema formal de semillas. Además, los agricultores deberán superar los costos de transacción, incluidos los costos sociales y de información, asociados con la obtención de la semilla de maíz adaptada.

Los productores de maíz a pequeña escala en este estudio incluyen hogares tanto indígenas como mestizos. Han diversificado sus medios de vida, produciendo múltiples cultivos, árboles frutales y animales domésticos tanto para el autoconsumo como para el mercado. Los agricultores también participan en actividades no agrícolas. El maíz, sin embargo, sigue desempeñando un papel clave en sus medios de vida, teniendo múltiples usos, tanto para el consumo como para la venta.